"Microondas del frío"

La empresa británica Enviro-Cool, con la colaboración de la firma española Dymtec, ha desarrollado un equipo de refrigeración de bajo consumo para bebidas envasadas que enfría una lata de cerveza en 45 segundos y una botella de cristal de medio litro en dos minutos y medio.

Este "refrigerador" en miniatura, es llamado Rapid Cool y tiene la tecnología V-Tex que permite agitar la bebida sin que burbujee al abrir el envase, ya que se introducen en un líquido refrigerante y comienzan a rotar sobre un eje para crear un vórtice que mueva constantemente su contenido. También se puede seleccionar la temperatura deseada.

Este gran invento permitirá almacenar los líquidos a temperatura ambiente y enfriarlos a la hora que se requiera, lo que nos dará ahorro de espacio y de energía.

Todavía no está en fase de comercialización pero, cuenta con financiamiento, lo que hace suponer que podría distribuirse pronto de forma masiva.

El invento estará dirigido primero a los comercios, para que puedan ofrecer a sus clientes bebidas frías en menos de un minuto sin necesidad de tenerlas almacenadas en un refrigerador, y después el modelo portátil para hogares, bares, restaurantes y oficinas, incluso están planteando que pueda incorporarse en los refrigeradores normales como un módulo especial.