Tener plantas en las oficinas mejora la productividad.

Investigadores de la Escuela de Psicología de la Universidad de Cardiff en Reino Unido, realizaron un estudio de campo para averiguar el impacto en la productividad de una oficina sin plantas y una con plantas, y comprobaron que en las "oficinas verdes" los trabajadores se sienten más felices en su entorno de trabajo, están más concentrados y son un 15% más productivos que los trabajadores de oficinas sin plantas.

Esto sucede porque gracias a las plantas se reduce el estrés, lo que lleva a aumentar la capacidad de atención y mejorar el bienestar general, lo que finalmente ayuda a mejorar la productividad. 

Otro estudio de la Universidad Tecnológica de Sydney, Australia, encontró que las plantas en las oficinas reducen la ira hasta en un 44%, la ansiedad en un 37%, la depresión en un 58% y el cansancio hasta en un 38% entre los trabajadores.  Un estudio publicado en 2002 encontró que el ausentismo por enfermedades disminuye hasta en un 60% en oficinas y escuelas que tienen espacios verdes.

No podemos negar que trabajar en una oficina con luz natural, buena ventilación, mobiliario con diseños ergonómicos y un buen ambiente de trabajo es lo ideal, sin embargo, tal vez no sea posible contar con todos estos elementos pero si podemos adornar nuestro lugar de trabajo con unas hermosas plantas.