La Innovación Tecnológica está en desaceleración.

En ésta era donde vemos novedades todos los días, hay que preguntarnos hasta qué punto nos están vendiendo vacías promesas de mejoras menores y hasta qué punto se ha innovado.

La llegada del verdadero smartphone


Todavía recuerdo el día que escuché en las noticias por radio que habían inventado un iPhone. No fue necesario investigar a qué se referían porque para esa fecha, el i-Todo ya era muy conocido, inclusive para alguien como yo que todos los productos Apple me provocaban un irracional antagonismo.  Era enero del 2007 y al visitar el sitio web del entonces nuevo gadget y revisar las especificaciones y características, tuve una sensación que no he tenido mucho últimamente.

Jobs en persona estaba marcando el camino hacia el futuro.  Nadie puede negarlo, el iPhone definió un hito en el camino de innovación tecnológica. Comparar al iPhone con los teléfonos que existían en el momento de su lanzamiento era digno de reírse de la competencia. Otras empresas, usando todos los recursos que tuvieron a su alcance tardaron un aproximado de 5 años en dar al público teléfonos que realmente se pudieran comparar al iPhone. Hay buenos teléfonos en el mercado, algunos al nivel del iPhone, pero si uno lo piensa por un segundo, las grandes empresas siguen pensando 24 horas al día en cómo hacer que la gente se quite de la cabeza esa manzanita mordida.

Una de las frases de venta favoritas de Jobs era definir cuántos años adelante de su era estaban los equipos que anunciaba. Creo que generalmente estaba en lo correcto, pero con el iPhone rompió su propio récord, tanto, que Steve Ballmer, el CEO de Microsoft, literalmente rompió en carcajadas burlonas cuando le preguntaron si le preocupaba el posible éxito del iPhone, inclusive hizo declaraciones del tipo: -"Ni siquiera tiene un teclado, no es una máquina muy buena para email"-.

Amazon Kindle: Libros en tu mano, al instante


El mismo año que Apple lanzó el iPhone, Amazon lanzó Kindle. No fue un anuncio con tanta parafernalia como el del iPhone, ni con tanto impacto mediático. Pero Kindle cambió la historia del contenido en literatura al instante. 

En 2009 con el Kindle 2, se incluye un chip GSM y 3G GSM el cual permite descargar libros desde cualquier parte del mundo mediante contratos con proveedores de Datos móviles en EE.UU. y otros 100 países.

Aunque el Kindle no es un aparato para provocar un "Wow" en la gente, es un equipo noble y muy servicial. La carga de batería puede durar hasta 30 días (en uso) y su pantalla de "e-ink" hace que puedas leer el contenido inclusive bajo luz solar directa. Trata de leer un libro en tu iPad en la playa y sabrás a lo que me refiero.



Apple la hace de nuevo


Teniendo un rotundo éxito alrededor del iPhone, Jobs anotó el segundo hit que cambió la historia alrededor del cómputo: el iPad. Nuevamente, al anunciar el iPad, una ola de críticas inundó la blogósfera con quejas de muchos colores. La gente simplemente luchaba mucho por entender la visión de Jobs, quien nuevamente, había lanzando un producto muchos años adelante de su era. 

La historia del iPad es muy simple: Miles de críticas y señalamientos obscurecidos por su impresionante éxito en el mercado al salir a la venta. Me parece muy cómico escuchar (y leer) todavía declaraciones del tipo: -"Apple no inventó la tablet. La anunció Bill Gates 10 años antes"-,  y es verdad, pero jamás han declarado haber inventado el tablet; me recuerda a mi yo irracionalmente antagónico contra Apple del pasado.



Las promesas: Adelante Google Glass


En 2011 Google anunció sus lentes del futuro: Google Glass. Dos años después, solamente algunas personas han podido probar el dispositivo, su futuro éxito en el mercado es borroso debido a la incertidumbre en el precio de menudeo para el consumidor final.

Pero Google Glass es una promesa. Una promesa de que la tecnología podría estar llegando al punto que todos soñamos en que no se necesite estar escribiendo en un teclado o tocando una pantalla para dar comandos a un equipo. La promesa de que realmente puedes llevar "puesta"  la tecnología.

Aunque me gustaría ver una promesa de tecnología que puedes "llevar puesta" menos invasiva. Google Glass representa una prótesis que es directamente equivalente a un incómodo collar para perro.


El iWatch


Aunque Apple ha dado señales de verdaderamente estar trabajando en un iWatch, la primera pregunta que viene a la mente es: ¿Cuánto servicio puede dar un "Smart Watch"?

Cada vez que reviso la pregunta no puedo evitar ver un intento desesperado por "aparentar innovación" donde no hay. ¿Será posible que el iWatch obtenga comandos de voz? ¿Será necesario utilizar un botón para hacerlo como con Siri? El reloj hoy en día es más una joya que un aparato para saber la hora. ¿Puede el iWatch competir con eso?

Cinco años sin cambios


Desde los lanzamientos del iPhone y el iPad, la única gran noticia de innovación verdadera ha sido Google Glass, el cual ha tenido muchos obstáculos para llegar a ser un verdadero producto final, así que no lo podemos considerar todavía.

Las mejoras que se han hecho a los Smartphones y tablets de todas las marcas son bienvenidas, muchas muy útiles, otras francamente ridículas e innecesarias, pero son eso, solamente mejoras.

En mi opinión, atrás de los enormes brincos de innovación que marcó Steve Jobs, se encuentra una motivación súper-humana, alimentada por saber que se le terminaba el tiempo para vivir en este mundo.

¿Dónde estará el próximo innovador con motivación súper-humana?