El Minimalismo de iOS 7.

Apple causó euforia nuevamente al anunciar su más reciente sistema operativo.
Hace trece años, Steve Jobs comentaba para la revista Fortune: "Hemos hecho los botones en la pantalla tan bien que van a querer lamerlos". Se refería a la interfaz de usuario denominada "Aqua", la cual rompió paradigmas en su época trayendo lo mejor del diseño a las Mac. Desde entonces, el diseño en OS X,  el sistema operativo de Apple, tuvo elementos muy similares y derivados de Aqua. 



Cuando se diseñó la primera versión de iOS, entonces llamada iPhoneOS, rastros de los elementos gráficos de Aqua todavía eran evidentes, por ejemplo, en el efecto "glossy" por encima de los íconos.



Con el paso de los años, el diseño del iOS fue cambiando, con más retoques que verdaderos cambios, desde el punto de vista gráfico. 

iOS 7 realmente cambia el aspecto del iPhone por primera vez desde su creación. Parece que el simplismo y el minimalismo con el que está diseñado el exterior del iPhone ahora es trasladado hacia la interacción con el software. Tiene sentido, cuando se diseñó el primer iPhone, era importante simular objetos gráficos que hicieran contacto con la realidad, debido a la ausencia de controles gráficos. Recordemos que el iPhone fue el primer teléfono en no ofrecer un teclado, al menos uno de teclas reales.

Un teléfono que ofrecía su pantalla como el principal medio de interacción debía simular botones que parecieran reales, como por ejemplo la calculadora. Al activar la app de calculadora, el teléfono completo que mostraba un menú de aplicaciones se transformaba en una calculadora que no estaba ahí hace unos segundos. Era una manera de educar a la gente y reducir la fricción de la ausencia de teclas reales en el teléfono.

Pero el mundo ha cambiado desde hace 6 años. Las personas saben que un iPhone se opera presionando la pantalla, saben que cualquier acción es posible mediante la interacción táctil, y simular botones reales ya no es necesario. 


Jony Ive al Rescate

Entonces, Jony Ive el diseñador industrial estrella de Apple decidió meter sus manos en el aspecto gráfico del software, llevando la simpleza del diseño exterior del iPhone al diseño interior del software. Y el resultado es francamente atractivo y satisfactorio.

Aunque es notable que todavía hay trabajo por hacer, como rediseñar por segunda vez algunos íconos que francamente son feos. Ejemplo práctico, el nuevo ícono de Safari:



El nuevo iOS recuerda más al software que se llega a ver en las películas de ciencia ficción, es un tipo de software que me gustaría ver trabajando en el primer teléfono transparente. 


La similaridad con Windows 8

Creo que Microsoft le ganó el paso a Apple con el diseño de Windows 8. Aunque también creo que el diseño "Metro" de Windows 8 cae en detalles de exageración y mal gusto.

Se pueden leer críticas en la blogósfera acerca de las similaridades del nuevo iOS 7 con Windows 8. Compararlos no es un error, pero decir que son idénticos tampoco es adecuado. Poco a poco las compañías se han dado cuenta de la importancia del diseño de la interfaz de usuario de los sistemas operativos, empresas como Microsoft han dado pasos agigantados comparados con el ritmo que acostumbraban en los últimos 20 años.