Los gigantes caen más fuerte.

¿Quién se hubiera podido imaginar que lo que alguna vez fue una fábrica de papel, desarrollara tecnología conviertiéndose en líder a nivel mundial en ventas?

En 1865, el Ingeniero Fredrik Idestam abre, en el noreste de Finlandia, una empresa que fabrica pulpa de papel para su manufacturación. El éxito fue tal que en tan solo un par de años, logra abrir su segunda fábrica, con una mejor infraestructura y mejores recursos para poder generar energía hidroeléctrica.  

Pero no fue hasta 1871 que las fábricas de Fredrik junto con Leo Michelin, un amigo cercano que manufacturaba zapatos y caucho, crean Nokia Company. 

Nokia pasó por un largo proceso para llegar hasta como ahora la conocemos. Empezó haciendo alfombras, juguetes, generando energía, hasta que finalmente a principios de 1960 abre su propio departamento de electrónica y comienza a incursionar en el mercado internacional. En el ´63 desarrolla para el ejército un radio-teléfono.  Al mismo tiempo, logra ganar terreno en Europa manufacturando televisiones.

Finalmente, en 1979 Nokia se une con otra manufacturadora de televisiones ”Salora” creando la compañía telefónica ¨Mobira Oy¨. Con un mercado creciente, Nokia crea el primer celular en los 80´s para automóvil llamado “The Mobira Senator” con mucho éxito.  Y así, Nokia se fue haciendo popular, tanto que en 1994 ¨The Nokia Ringtone¨ era una de las canciones más sonadas y conocidas en todo el mundo. Vendiendo más de 20 millones de celulares en el mundo, finalmente se coronaron como los líderes mundiales en ventas de celulares, dejando atrás al gigante Motorola.


Todo mundo deseaba tener el último modelo de celular de ésta marca, y Nokia no dejaba de crear diferentes celulares para su numeroso mercado, ya sea para un alto ejecutivo o hasta para un adolescente.

Con un mercado que deseaba nuevos cambios y mejoras, Nokia incluye en su sistema operativo la entrada al email y, transforma la manera en cómo se conecta la gente, ahora también pueden tomar fotos con sus celulares. A principios del 2000, el Internet forma parte importante para el desarrollo de las empresas y Nokia saca al mercado su primer celular 3G, capaz de poder descargar música y navegar en  Internet. Sin embargo, esta nueva tecnología no estaba al alcance de todos puesto que era más cara que los celulares normales.  Para finales del 2009 fue nombrada como la compañía mas sustentable del mundo. 

Sin embargo, Nokia notó la importancia del desarrollo del sistema operativo demasiado tarde. Empresas como Apple y Google ofrecían celulares con un sistema operativo con mejores prestaciones para el consumidor final, y fue cuando Nokia empezó a sufrir pérdidas económicas  por más de 559 millones de euros. Su participación de mercado pronto cayó y no hubo vuelta atrás.  Finalmente, el consejo administrativo de Nokia decide contratar como CEO a Stephen Elop, un alto ejecutivo de Microsoft.

Las cosas no pintaban bien para Nokia, y en el 2010 se vieron forzados a realizar importantes recortes de personal, las ventas seguían bajando y su plan de acción no estaba dando los resultados deseados. Entonces, deciden aliarse con Microsoft, para hacer Windows Mobile, el principal sistema operativo de sus dispositivos, regresando así a la carrera contra iOS, Android y las marcas que producían hardware para ellos. 

Para 2012, Nokia seguía teniendo pérdidas muy fuertes, aún con sus nuevos modelos “Lumia¨. Este año, las cosas van un poco mejor para la compañía finlandesa, que registra pérdidas en el segundo trimestre por 227 millones de euros, un 83.9% menores que en el 2012. Aunque Nokia sigue siendo la compañía líder en venta de teléfonos de un segmento menor al del smartphone, no ha podido recuperar su mercado y sigue siendo opacada por los sistemas operativos de Apple y Google.



Con muchos esfuerzos y grandes inversiones, Nokia sigue luchando por sacar a flote lo que fue alguna vez. Sin embargo, no han podido diseñar el sistema operativo que los puedan salvar para poder recuperar el mercado que tanto desean. Y aunque Elop está muy positivo con sus nuevos modelos, no se sabe por cuánto tiempo más puedan seguir dándose el lujo de tener pérdidas tan grandes sin obtener los resultados deseados. 

Hemos visto a empresas como Motorola y Nokia, que fueron gigantes y que vendieron millones de productos, caer tan rápido. ¿Qué cosas harán ahora Apple, Google o Samsung para no repetir sus pasos? ¿Qué compañía será la próxima en perder el encanto?